Compartir en FriendFeed

¡DEJALO ENTRAR!
En preparación para la primera comunión, el catequista toma examen oral:
-Tavito puedes decir el padrenuestro en voz alta, un segundo, tres segundos, y el niño no respondía, de pronto  comienza a decir: Padre nuestro que estas… Padre nuestro que estas… y el niño se olvidó la oración universal, pero luego sonriendo continua diciendo: Padre nuestro que estas en el patio… Al escuchar esto el catequista lo interrumpe diciendo: ¡Que! Te equivocas como vas a decir que está en el patio. Entonces el niño en su defensa dice: Pero si usted mismo nos dijo el otro día que el Señor está en todas partes…
Cuantos de nosotros  hacemos vida la oración del niño: “Padre nuestro que estas en el patio” En este tiempo de “indiferencia espiritual” los fieles de Cristo lo han dejado en el patio, no lo dejan entrar a su casa, es decir, dejamos al Señor fuera de nuestras vidas, no nos gusta para nada la idea de que el este dentro de nuestras vidas, mejor que se quede afuera en el patio.
Este tiempo especial que vivimos, el Señor ya no quiere estar afuera de tu vida, él quiere entrar en tu casa, Cristo se hace presente una vez más alrededor de tu hogar, el está tocando a la puerta de tu corazón, ¡DEJALO ENTRAR! Él te dará los regalos y bendiciones que ningún ser humano podrá darte.
“Mira que estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él y él conmigo”. Apocalipsis 3,20
Autor: El Espíritu Santo y Adhemar Cuellar



Buscar Mensajes :

Búsqueda personalizada