EL LIBRO DE MATEMATICAS II

Compartir en FriendFeed

   
                                           EL LIBRO DE MATEMATICAS  II
Autor: Adhemar Cuellar

Tavito salía de casa rumbo a la escuela, su papa había notado que se estaba olvidando el libro de matemáticas, y dice a su pequeño: 
-Espera hijo ¿No te olvidas de nada?
-Creo que no papa, responde Tavito.
-Entonces el papa apunta al libro de matemáticas que se estaba olvidando.
-¡Ah! Es ese libro no me interesa llevarlo, es el de matemáticas.
- ¿Por qué no te interesa? Pregunta preocupado su padre.
-Bastantes problemas tengo ya papa, para llevar más…

Problemas y más problemas quien no lo los tiene, todos los días tenemos que enfrentar diferentes problemas y dificultades.
¿Qué hacer cuando llegan las dificultades?  En lo personal cuando atravieso por diversos problemas me refugio en los consejos de San Pablo cuando dice:
“Nos sobrevienen pruebas de toda clase, pero no nos desanimamos; estamos entre problemas pero no desesperados, nos persiguen pero no estamos abandonados; nos derriban pero no nos destruyen” (2da Corintios 4,8-9)
Las matemáticas  de los problemas en  nuestra vida  siempre tendrá la tendencia negativa de: sumar problemas, multiplicar angustia y desesperación, restar la esperanza y dividir nuestra fe.
La matemática de Dios  es diferente, cuando llegan los problemas  Él nos dice que tenemos  que Sumar todas las bendiciones, multiplicar y aumentar Fe y Esperanza,  esto hará restar nuestros problemas y dividir la angustia y desesperación.

Es difícil enfrentar la vida llena de problemas, hoy  mucha gente tiene la enfermedad del stress.
Se cuenta que en un pueblo en el que el 99% de la población estaba estresada y deprimida, en la escuela la profesora aprovecha para tocar el tema del estrés. Y pregunta a sus pequeños alumnos:
Alguien sabe ¿Qué es el estrés?
Pasaron varios segundos sin que nadie se atreva a responder, de pronto un niño se pone en pie y dice: “El estrés es la suma de 1 más 2 profesora” sencillamente uno más dos: estrés profe.
La respuesta inocente del niño nos da una definición sencilla y practica del estrés.  Esta enfermedad viene a ser la suma de nuestros problemas, un problema más otro, más otros se convierte en estrés…

Como en la comedia famosa más de uno dirá: ¡Oh y ahora quien podrá ayudarnos!
El Señor tiene una palabra de alivio para los que están cansados de problemas y dificultades y a los que estamos estresados siempre nos dirá:
“Vengan a  mi todos ustedes que están cansados de sus trabajos y cargas, y yo los hare descansar” (Mateo  11,28)
Animo mi amigo (a) en tus problemas si acudes a Dios si buscas ayuda divina, ten fe que encontraras alivio y solución a todos ellos

Él nos conforta en toda prueba, para que también nosotros seamos capaces de confortar a los que están en cualquier dificultad, mediante el mismo consuelo que recibimos de Dios”. (2da Corintios 1,4)

Oración: Señor en este momento me encuentro deprimido, estoy angustiado por la suma de problemas, mi angustia y sufrimiento es intensa, Hoy mi Dios acudo a ti con todas mis cargas, Señor hoy me acerco a la cruz con todos mis problemas, hoy por fe te entrego todo lo que me pesa e impide ser feliz, Señor toma todas mis cargas, ayúdame a salir de todos mis problemas, Imploro tu misericordia como Pedro te digo: Señor mis problemas me están ahogando, SALVAME, gracias Señor porque confió y tengo fe que escuchas mi plegaria Amen.

Buscar Mensajes :

Búsqueda personalizada