EL LADRON

Compartir en FriendFeed

   
        “EL LADRON”
Autor:  Adhemar Cuellar

En casa de la familia Dormitili, la noche transcurría con normalidad, de pronto al  escuchar ruidos la esposa se despierta diciendo a Lidubino su esposo: “oigo ruidos”, 
-El esposo dice: “debe ser el gato”
- No tenemos gato le recuerda Lidubina,
-El aun medio dormido dice: “entonces debe ser el perro”
-Ella molesta dice: “no tenemos perro”, ve a ver que está pasando
-Lidubino   aun  medio dormido acude a revisar la casa, revisa la cocina, revisa el comedor, revisa el living y vuelve al dormitorio, la esposa nerviosa pregunta: ¿viste algo? ¡Si! Era un ladrón dice Lidubino
- Ella aun dudando pregunta ¿Lo viste?
- No dice Lidubino
- ¿entonces como lo sabes? pregunta nerviosa lidubina.
Mujer si te digo que es un ladrón es un ladrón, porque no tenemos la cocina, no tenemos la lavadora, no tenemos los muebles no tenemos el televisor, no tenemos nada…

El ladrón viene a robar, los ladrones no avisan cuando vendrán, ellos llegan en el momento menos esperado y nos vacían la casa. De la misma manera sucede en la vida espiritual los enemigos del alma sigilosamente llegan a nuestra alma con el único objetivo de vaciarla de la gracia de Dios, su objetivo es claro:
- Robarnos la fe
- Sustraernos la esperanza
- Arrancar todo el amor que haya en nosotros,  en realidad cuando los ladrones entran a nuestra vida podemos decir asustados:
Ya no tenemos alegría,  
Ya no tenemos fe,
No tenemos esperanza
No tenemos amor y la lista de no tenemos es interminable.  ¿Qué debemos hacer?
  Cuando nos vacían la casa tenemos que volver a empezar, volver a juntar dinero para llenar la casa con los muebles y equipos. En lo espiritual también podemos volver a empezar,  la tienda donde encontramos todo lo necesario está ubicada en San Juan 10,10 y dice así:  “El ladrón viene solamente para robar, matar y destruir, pero yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia”
Si  en tu vida espiritual  este momento te encuentras “sin nada”, si te sientes angustiado, estás deprimido, estas desanimado porque has cometido más de un error, haz tomado malas decisiones, y los enemigos de tu alma se aprovecharon de todo ello y te dejaron vacío sin nada, ANIMO, hay oportunidad, en este momento acude a Juan 10,10 invita a Cristo a tu vida, suplícale que esa promesa de vida en abundancia llegue a tu vida. 
Oración: Señor en este momento me encuentro angustiado, los ladrones se han llevado la alegría que tenía, se han llevado la paz y amor,  se han llevado la fe, hoy vivo deprimido sin esperanza. Ten piedad de mi Señor, por favor necesito vida,  quiero volver a empezar, por ello hoy me acerco al trono de gracia y misericordia, para pedirte e implorarte me ayudes y concedas la vida en abundancia que prometes en Jn 10,10  Ven Señor hoy a mi vida, te entrego mi corazón, te acepto como mi único Señor y Rey. Gracias Señor porque a partir de hoy vuelvo a vivir, gracias porque me otorgas vida en abundancia. Amen



Buscar Mensajes :

Búsqueda personalizada