CINCO PALABRAS

Compartir en FriendFeed


“Los hombres mueren una sola vez  y después viene para ellos el juicio” Hebreos 9,27
“Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección el que cree en mí aunque muera vivirá, y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?” San Juan 11,25-26

“Pues todos hemos de comparecer ante el tribunal de Cristo para recibir cada uno lo que ha merecido en la vida presente por sus obras buenas o malas” 2corintios 5,10

Acerca de la muerte estaba predicando un sacerdote el día de “de los difuntos” y con voz alta, repetía una y otra vez a los asistentes a la iglesia:

-Todos los de esta parroquia San Francisco Solano van a morir.

-Les vuelvo a decir todos los de esta iglesia, van a morir.

-No se olviden, van a morir todos los que asisten a la parroquia.

Ante esta noticia todos los feligreses se asustaron, quedaron tristes y preocupados por tal noticia.  Pero de los 144 que asistían a la iglesia ese día, había uno que no se asusto ni se puso triste por esta noticia, mas por el contrario él se reía y estaba muy feliz, el sacerdote al verlo tan contento le pregunta, y por que esta usted tan feliz, ¿le causa gracia el hecho de que va a morir?

-No es eso “padrecito”  lo que pasa es que usted dice que todos los de esta parroquia van a morir, y la causa de mi alegría es que yo no pertenezco a esta parroquia, de San Francisco Solano,  yo pertenezco a la parroquia de la “Mansión”,  y como usted dice que sólo los de esta parroquia van a morir…

   ¡Todos vamos a morir algún día!, los de la iglesia de Santa Cruz, Cochabamba, La Paz, Bolivia, los de Colombia, Venezuela, Perú, México, Europa, Asia, África, Oceanía, Todos vamos a morir.

 Vivimos nuestra vida como si ese momento nunca fuese a llegar, pensamos como este “feligrés” que la muerte solo es para los demás,  nos olvidamos de que la muerte no tardará en llegar y ella tiene tan asegurada su victoria que nos da toda una vida de ventaja.

   Meditemos acerca de la muerte, vivamos cada día como si fuese el último de nuestra existencia. Hoy esta vivo, mañana quizás no,   aproveche el tiempo presente, hoy es el día de la salvación, el mañana pueda ser que ya no exista para mí, ni para usted.

En la hora de su muerte durante el velorio, ¿cómo quisiera ser recordado usted?
Justamente 3 de los feligreses, Alfredo, Rubén y Nacho,  a los que el sacerdote les predicó acerca de la muerte, estaban dialogando referente  a esto.
Alfredo pregunta a sus  amigos: _ díganme en  5 palabras  cómo quisieran ser recordados ustedes cuando mueran.-Sólo 5 palabritas que ustedes quisieran que se hablara en su velorio.
Responde el primero:- yo quisiera que se diga de mí lo siguiente:

      “Rubén fue un buen esposo”

Responde el segundo:-me gustaría que dijeran  en mi velorio:

            “Nacho fue un excelente amigo”

Y tú  le preguntan los dos amigos a Alfredo, el que provocó el curioso diálogo,
-Yo -dice Alfredo muy seguro e iluminado quizás por el Espíritu Santo,- quisiera que las 5 palabras al referirse a mí cuando este muerto, sean las siguientes:

        “EL MUERTO SE ESTA MOVIENDO”

¡Se esta moviendo el muerto!,  que curioso,   pues a eso es lo que tenemos que aspirar nosotros como creyentes,  no debemos tener miedo a la muerte por que ya ha sido derrotada por Jesús y él nos ha dicho que Él es la resurrección, el que vive y cree en Él aunque este muerto vivirá,

De seguro si usted Ama a Dios por sobre todas las cosas, ama y ayuda a su  prójimo, y cree en Jesucristo como el Salvador del mundo, cuando le llegue la hora de la muerte y usted se encuentre en el tribunal de Cristo, luego de pasar la prueba el examen de vida espiritual,  allá en el cielo dirán de usted todos los santos, desde San Pedro hasta el último Santo canonizado San Alberto  Hurtado,  todos a una sola voz dirán miren:

¡“EL MUERTO SE ESTA MOVIENDO”!
Se esta moviendo porque ha lavado sus vestiduras con la sangre del Cordero, (Apocalipsis 7,14)
  Y usted responderá  a viva voz: “-¡por supuesto que me muevo por que no estaba muerto solo andaba peregrinando por la tierra”!,  ahora  me muevo con poder, con poder,  ¿quien  vive?  ¡CRISTO! y a su nombre ¡Gloria! Con poder con poder… ¡Aleluya!

La muerte es el último capítulo de un libro llamado ¡VIDA!
Luego de  comienza   otro libro que se llama   ¡VIDA ETERNA!

Adhemar Cuellar

0 comentarios:

Buscar Mensajes :

Búsqueda personalizada