AMOR ETERNO

Compartir en FriendFeed


1ª Juan 4,8 “El que no AMA no ha conocido a Dios, porque DIOS ES AMOR.”

El amor, palabra  poderosa de  4 letras.
El amor, verbo divino que marca la diferencia en este mundo.
El amor, llevado a la acción, penetra y destruye  los obstáculos más difíciles de imaginar.
El amor, es como un combustible que mueve a las personas y las lleva a realizar las acciones mas arriesgadas, nobles y desinteresadas.

Un niño le pregunta a una niña:
¿Y tú sabes que es el Amor?
La niña recordando lo que le enseñaron en la catequesis dijo lo que dice 1Juan 4,8:
“El  AMOR es Dios”
Por amor  Dios envió a su Hijo Jesucristo para que nos salvara.
Por amor  Jesús padeció en la cruz, no fueron los clavos los que sostuvieron a Jesús en la Cruz,  fue el Amor  por nosotros lo que lo mantuvo firme en el madero santo.

Por Amor Los apóstoles predicaron y también dieron su vida.  Por el Evangelio se sacrificaron ya que todos ellos a excepción de San Juan murieron mártires.
Por AMOR miles y miles de fieles  han ofrecido sus vidas, la dieron porque creían en el evangelio. Hoy por amor, decenas de miles de sacerdotes, religiosas y laicos también ofrecen todo de sí por hacer que todos conozcan al dueño del amor, conozcan y se acerquen a Dios, “el verdadero amor”.

Usted esta enamorado del verdadero Amor ¿ usted Ama a Dios                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        con todas sus fuerzas, su mente y su alma? Creo escuchar dentro de mí que UD dijo que sí

Había un hombre que estaba enamorado  su nombre era  Floro.  El estaba enamorado de Flora. Floro  estaba pendiente de cada paso que daba  Flora,  cuando iba de compras al mercado ahí estaba Floro siguiéndole los pasos,   Flora visitaba en el hospital a su abuela enferma y Floro la seguía  por detrás,  Flora iba a la Universidad y Floro también  tras ella y se quedaba esperando hasta que saliera de clases.

Un día Flora cansada ya de que Floro le siguiera por todos lados se detiene y pregunta a Floro:
-¿Por qué me sigues, a todos lados?
Floro, con cara de corazón, responde:
-¡Flora, te sigo a todos lados, por que tu eres la mujer mas hermosa, que he conocido!, Flora. tú eres bella, maravillosa, fenomenal, en fin para no cansarte quiero decirte con mucha emoción, que te sigo a todas partes por que estoy enamorado de ti.
 Flora muy segura de sí misma  le dice:-¿ Seguro que estas enamorado de mi?,  eso es por que no conoces a mi amiga,  ella es mas hermosa que yo, mas bella, ella si que es una mujer inmensamente atractiva. Y es mas en estos momentos está justo detrás de tí.

Floro  después de saber que había alguien más hermosa que su amada Flora rápidamente mira para atrás, buscando la presencia de la supuesta beldad. Pero se topa con la gran sorpresa de que no había nadie, entonces dirigiéndose a Flora le reprende:-¡ me mentiste, eres una mentirosa, no hay nadie!. Flora muy firme y serena  le increpa a Floro, “tú eres el que miente”,  ya que tu dijiste estar enamorado de mí, supuestamente era el amor de tu vida, pero eso no  es verdad, ya que si eso fuese así, si realmente estuvieras enamorado de mí, no hubieras mirado para atrás, buscando alguien mas hermosa que yo…

¿Entendió?
 Muchas veces nosotros lo hijos de Dios, actuamos así, creemos y decimos amar a Dios,  decimos que amamos a Jesús, pero ¿qué pasa cuando aparece el tentador, y nos dice al oído, ¡mira Floro,  hay otras cosas mejores que amar a Dios!, ¡ ven conmigo te llevare y te haré conocer amores y placeres que nunca olvidaras! Y empieza a mostrarnos ficticiamente amores falsos  y destructivos. Es así cuando  nosotros dejamos de mirar al verdadero amor, y la curiosidad de conocer “otros amores” nos hacen mirar para atrás,  el tentador sabe como lograr que nosotros desviemos los ojos del Verdadero Amor de Dios.

Amigos cada día es una decisión.  Seguimos  y amamos a Jesús, el hijo de Dios  y dueño del amor o seguimos y amamos, al  tentador, el falso Dios.
Si usted dice que esta enamorado y ama a Dios,  no puede ni debe mirar e ir en  busca otros amores.   Porque el único amor verdadero fiel y  eterno es  Jesucristo.  A el debemos amarle con: ¡TODO EL CORAZON, TODA LA MENTE, Y CON TODAS NUESTRAS FUERZAS!

Adhemar Cuellar

0 comentarios:

Buscar Mensajes :

Búsqueda personalizada