“EL NUMERO UNO”

Compartir en FriendFeed

Dos padres de familia, Tulio y Tertulio  van a la escuela a recoger las calificaciones de sus pequeños hijos, al salir de la escuela  Tertulio  es interceptado por uno de los profesores, que dice a: “Saludos al número uno, me saludas al número uno! Al escuchar esto Tulio  pregunta  con curiosidad: ¿Tu hijo es el numero uno de su clase? 
¡No! Responde Tertulio apenado,  a mí hijo le dicen el número uno por que tiene: uno en matemáticas, uno en ingles, uno en ciencias, uno y uno en todas las materias…

No tenemos que sacar un uno en el examen de la vida, sino por el contrario ser el número uno, es decir los primeros. 
El ser hijos de Dios, nos compromete a ser los ganadores en todo lo que emprendamos.  Dios nos ha colmado de talentos y dones para  lograr esta noble hazaña.
Es momento para pensar y cuestionarnos:
 ¿Puedo ser el número uno?
¿Qué estoy haciendo para lograrlo?
¿Me estoy preparando y esforzando para ser el primero?
Por nuestras venas corre la sangre del campeón,  nuestros músculos y nuestro ser están prestos para  ayudarnos a ser todo lo que El Señor quiere y espera de nosotros.
En los deportes casi nadie recuerda al segundo, al tercero, al cuarto, en el cuadro de estadísticas solo están los ganadores. 
En nuestra vida espiritual hay muchas y diferentes pruebas en las que tenemos que obtener el primer lugar. En Gálatas 5,22-23 El espíritu Santo nos muestra  nueve especialidades en las que tenemos que ser los primeros:
-AMOR: Estamos llamados a ser primeros en  amar y transmitir la caridad al prójimo
-ALEGRIA: Tenemos que ser campeones en derrochar alegría y entusiasmo.
-PAZ: Una de las pruebas más difíciles y que pocos quieren competir en ella es la de ser portadores  y trasmisores de PAZ.
-PACIENCIA, Tenemos que luchar por  adquirirla. Pero no queramos  alcanzarla como el que escribió en su pared: “Señor dame paciencia, pero ¡dámela ya!”
-GENEROSIDAD,  tiene que ocupar el primer lugar en nuestra vida, peguemos un cartel grande en la pared de nuestro dormitorio que diga: “DAR  ANTES QUE RECIBIR”.
-LA BONDAD, es un examen  que no podemos esquivar.
-FIDELIDAD Muchos traicionan,  nosotros tenemos que ser los primeros en ser fieles, practicar la fidelidad ante Dios, y ante nuestros hermano en la fe.
-MANSEDUMEBRE, mansos no mensos es lo que tenemos que ser,  practiquemos y cultivemos la humildad.
-DOMINIO PROPIO , es una medalla de oro a alcanzar,  nuestro cuerpo no puede dominar a nuestra mente,  para alcanzar el primer puesto en esta prestigiosa competencia es necesario pensar en todo lo verdadero, noble, justo y limpio, tenemos que pensar en todo lo que es fraternal y hermoso, pensar en todos los valores morales que merecen alabanza (Filipenses 3,9) 
El Espíritu Santo es nuestro entrenador para ser  ganadores y acreedores del primer lugar.
Nuestra aspiración tiene que ser siempre la de ser los primeros,   Esforcémonos  para que los demás cuando nos vean  digan:  
- Ahí viene  el número uno en Amor
-Miren ese es el número uno en alegría
-Observen al número uno en Generosidad
-Conozcan al número uno en fidelidad
-No dejen de observar al número uno en DOMINIO PROPIO.  

 Existen infinidad de pruebas en las que tu puedes ser el numero uno
¿TE ATREVES A DAR EL EXAMEN? Amén.


Visitanos a la pagina web: www.mensajeconpoder.com

0 comentarios:

Buscar Mensajes :

Búsqueda personalizada