“ERRAR ES HUMANO”

Compartir en FriendFeed

Después de pasar por una herrería,  un niño dice a su papa:
-Cuando sea grande voy a ser herrero.
-¿Por qué? Pregunta  el padre sorprendido.
-Voy a ser herrero,  porque “errar es humano”…

“Errar es humano”,  cuánta razón hay en esta frase:
 ¿Quién a lo largo de su vida no ha errado?  
Quien se atreve a decir: ¿nunca he fallado? ¿Nunca me he equivocado?
Quien les escribe, también se ha equivocado. A lo largo de mi vida muchas veces me deje seducir por  la tentación del pecado.  Los que han fallado, los que se han equivocado me entienden a lo que me refiero, los que fallamos y pecamos  conocemos las consecuencias de nuestros errores.
Cuando  pecas, cuando te  equivocas  los  que te rodean y conocen  en su mayoría extenderán el dedo para señalarte.  El dedo índice de los demás esta siempre indicando y señalando al culpable.  Pero de todos los dedos  que nos condenan, existe uno  que no actúa de esta manera, el dedo de Dios, el índice del padre misericordioso esta siempre señalando  el camino a seguir.  En nuestro pecado, en nuestros errores y fallas Dios siempre está señalando con su dedo:   “Jesucristo es tu abogado” “Jesucristo es tu defensor” “Jesucristo es la victima que carga con tus pecados y errores” (1ra Juan 2,1-2)
Probablemente estés  cargando con el peso de muchos ojos que te acusan. En este momento los  dedos índices te señalan como culpable.  Ante esta escena no desfallezcas,  no cargues con el peso de tus equivocaciones, no cargues con el peso del pecado.  Arrepiéntete, confiesa tus pecados.  Dios es rico en amor y misericordia, deposita las toneladas de pecados, entrega los miles de pecados  que llevas en la espalda de tu vida, deposítalos en la Cruz.  Jesucristo  murió para eso, para que tú puedas  vivir la vida sin esta carga tortuosa y tormentosa.
 “Errar es humano” pero  “Perdonar es Divino”. 
Oración: Padre misericordioso, mis  fallas y errores me atormentan. Mis pecados son tan pesados,  estos me impiden caminar por el sendero del bien, no puedo seguir el camino de la verdad y la vida. Por eso en este momento doblo rodillas, me arrepiento de todos mis pecados, pido perdón Señor,  dejo todos mis pecados en la Cruz, Creo que la sangre de Jesucristo crucificado, limpia y purifica mi alma. En este momento acepto a Cristo como mi abogado y defensor.   Hoy por fe creo que Jesucristo es la victima que destruye en la cruz  mis pecados y los del mundo entero. ¡Gloria a Él! 
Amen


Visitanos a la pagina web: www.mensajeconpoder.com

0 comentarios:

Buscar Mensajes :

Búsqueda personalizada