INVITACION AL BANQUETE

Compartir en FriendFeed

Autor: Adhemar cuellar 

 San Lucas 14,16-24    La palabra nos habla que un hombre dio un gran banquete e invitó a mucha gente luego envió  a decir que ya todo estaba listo. PERO, TODOS se disculparon  diciendo que no podían ir.  
 
Uno dijo- he comprado una hacienda   y tengo que ir a verla 
Otro dijo- Debo ver mis bueyes. 
Otro contestó - Recién me he casado. 
 
En la actualidad Dios nos invita a la iglesia al Banquete de la  Eucaristía, Pan Divino en el cual Jesucristo se ha querido quedar. Hay un gran Banquete todos los días en las iglesias de todo el mundo.

También nosotros muchas veces utilizamos el PERO. Buscamos excusas para evadir  la invitación que nos hace Dios Y decimos:  

-El domingo es sagrado para mí, no puedo ir por que tengo que ir a jugar fútbol.
-No puedo porque tengo que estar con los amigos de boliche en boliche. 
-No puedo porque esa película o mi telenovela favorita está imperdible.
-No puedo porque tengo que trabajar, tengo que ver mis negocios. 
-No puedo porque tengo que dormir he trabajado toda la semana. 
-No puedo ir porque se van a burlar de mí. 
-No puedo ir porque perderé a mis amigos. 
 
Otros orgullosamente dicen- yo no voy por que soy muy bueno. Si yo estoy bien así no mato, no robo, no le hago mal a nadie. La mayoría nos creemos muy buenos, (SANTOS).

a veces no entiendo, si usted pregunta a la mayoría si es bueno - ¡soy buenísimo!  Le dicen. Pero vean,  en una ciudad donde la mayoría creen en Dios y son buenos ¿por qué hay tanta violencia, corrupción, vicios, inmoralidades, peleas, odios, división, chismes, mentiras. Etc. Etc?
 
La mayoría de las veces no aceptamos la invitación no por que nos quedemos a hacer cosas malas, si no que rechazamos por que sustituimos  a Dios  por otras cosas. Las cosas pasajeras, materiales y Dios nos dice. Amarás al Señor con todo tu corazón, pero nosotros amamos más nuestras cosas personales.  
 
Jesús nos invita cada día a su reino ¿para que?  Dice San  Juan10, 10  “Yo he venido para que tengan vida y vida en ABUNDANCIA”  Y en la mayoría de los casos por rechazar la invitación a la fiesta del Señor, es que estamos como estamos; tristes, sin esperanza cansados, sin rumbo, lamentándonos todos los días pensando en aquellos años idos de abundancia.     
 
La palabra dice que los invitados rechazaron la invitación. Es  entonces que   dijo vayan y traigan a los cojos, lisiados,... Volvieron y le dijeron hemos hecho todo eso pero aún queda campo  (Lc 14,21-22).
  
Una buena noticia, el Señor como un padre que ama a sus hijos está dispuesto a ayudarnos para asistir. Estoy seguro que Él  tiene la solución a todas las excusas que nosotros ponemos para acercarnos a su presencia.   
 
Un Cartel fuera de una Iglesia Invitaba a los feligreses a asistir  de la siguiente manera:
-A los que no quieren venir por que dicen que los asientos muy incómodos. Les pondremos los mejores Sofás. 
-A los que no quieren venir por que dicen que le duele los ojos de mirar televisión,  habrá colirio en abundancia para aliviar el dolor de los ojos. 
-A  aquellos que dicen que en la iglesia hace  demasiado frió. Les pondremos  frazadas para abrigarlos.
-A los que no vienen por estar con sus parientes y amigos,  les prometemos que traeremos a su familia completa 
-A los que piensan que aquí pedimos dinero,  no se  preocupen  la entrada  es gratis. 
-Habrá Doctores y Enfermeras, para lo que planean enfermarse el día que tengan que ir a la iglesia. 
- Decoraremos El templo con adornos navideños  para los que solo van en navidad.  
-A aquellos que no les gusta el ruido, les pondremos  audífonos.  
 
¡Que esperamos la invitación para asistir a la iglesia esta dada y es para todos los Bautizados!  La consecuencia de no aceptar la invitación, Jesús la explica en Lucas 14,24 y dice “En cuanto a esos señores que había invitado y no vinieron yo les aseguro que ninguno de ellos probará mi banquete.”   
 
El Banquete esta listo y esperando. La mesa esta servida ya esta todo  preparado sólo faltas Tú.  ¿CÓmo responderemos  a la invitación que nos hace el Señor? No desaprovechemos este tiempo de Gracia y Salvación.

0 comentarios:

Buscar Mensajes :

Búsqueda personalizada