UN EQUIPO GANADOR

Compartir en FriendFeed

“No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que es grato, lo que es perfecto” (Romanos 12,2)

- “Vamos a la iglesia” era la invitación que un día hizo Benigno a don Flojerindo.
 Ante esta invitación este responde negativamente diciendo “tengo que descansar”.
El día siguiente don Benigno acude nuevamente a casa de Flojerindo, y pregunta   ¿Que hace compadre?  
-descansando responde Flojerindo  
Don Benigno otra vez  pregunta  ¿No piensa trabajar?
Bostezando responde: “No sabe lo bien que me encuentro así”,
-Si sigue con esa actitud, jamás va a triunfar en la vida termina diciendo Benigno.
 Flojerindo con gesto de conformidad responde: si ustede dice que  así nunca voy a triunfar, ¡Yo me conformo con un empate!...

En el juego de la vida, todos los días se nos presentan estas  opciones: derrota o triunfo, perder o ganar.
Nosotros no tenemos que ser derrotados, no  somos perdedores,  No tenemos que ser conformistas, estamos llamados a ser triunfadores,  tenemos que salir  victoriosos, y eso lo vamos a lograr  con un cambio de actitud,  el apóstol Pablo nos enseña que el triunfo y la victoria lo lograremos “cambiando nuestra manera de pensar, para que así cambie nuestra manera de vivir” (Rm 12,2) 
En este día formatee su mente, borre esos pensamientos negativos, quite de su memoria esos recuerdos frustrantes de derrotas pasadas, hoy tiene una nueva oportunidad, hoy comienza un nuevo juego, en este día usted puede triunfar, hoy puede ser un ganador, hoy puede ser un campeón.   Este día enterremos al hombre perdedor, sepultemos a la mujer derrotada, hoy tiene que nacer un hombre ganador, tiene que nacer una mujer triunfadora, no nos conformemos con los segundos lugares, la historia no recuerda a los segundos, la historia recuerda solo  a los ganadores. 
En que tenemos que ganar, nuestra lucha es con el pecado, o mejor dicho con los pecados por que hoy por hoy estos se multiplican, como ejemplos  podemos decir que:
-hay  que ganarle al odio, con el amor,
-hay que vencer al orgullo con la humildad,
- derrotar la guerra, con la paz.
-la pureza y castidad tienen  que vencer al adulterio, a la fornicación, al desenfreno sexual,
  -La valentía tiene que vencer a la pereza,  etc. etc.  
No diga que no puede, no piense en la derrota, ni siquiera piense en el empate, usted tiene ser un ganador. El Espíritu Santo nos ha dado, un  espíritu de campeones,  porque somos “una raza elegida, un reino de sacerdotes, una nación consagrada, un pueblo que Dios hizo suyo para proclamar sus maravillas pues el nos ha llamado de las tinieblas a su luz admirable, Ustedes antes no eran su pueblo, pero ahora son pueblo de Dios, no habían alcanzado su misericordia, mas ahora les ha sido conseguido su misericordia (1ra Pedro 2,9-10)
A Partir de este día nuestra meta tiene que ser  ganar, por mi mente o por nuestra mente solo tendrán que pasar pensamientos de triunfo, de nuestros labios deberán fluir  palabras: “Si Cristo gano, yo también ganare”,
 -Nuestra frase tiene que ser: “Si el venció yo también venceré”
 “Si Cristo triunfo nosotros también triunfaremos”  “Si Cristo resucito nosotros también resucitaremos”

En este tiempo, el Señor está  buscando personas que quieran  ser campeones, el está buscando discípulos triunfadores,  Cristo está formando un equipo de ganadores.
¿Quiénes quieren ser ganadores? ¿Habrá alguien que quiera unirse  al equipo del Campeón?

Oración:  Aquí estamos  Señor,  emocionados por conocer la victoria de Cristo, Motivados por el triunfo de la Vida sobre la muerte, Entusiasmados por el triunfo del bien sobre el mal,  En este dia  nosotros declaramos y confesamos que hemos perdidos  muchos partidos, en el juego de la vida, hemos sido derrotados muchas pero muchas veces, pero esta noche emocionados, motivados y contagiados por la victoria de Cristo, queremos unirnos al equipo ganador, nos entregamos en cuerpo alma y espíritu al que venció el juego mas importante de la vida, nos unimos al Resucitado,  recibimos el triunfo de Cristo como incentivo y desafío  para ser campeones de la Vida, Campeones de la Esperanza, Campeones de la Fe y campeones del amor… ¡Aleluya!  Cristo gano, Cristo venció, nosotros también venceremos, Cristo Resucito,  nosotros también resucitaremos. Amen



0 comentarios:

Buscar Mensajes :

Búsqueda personalizada